Empezó con cuatro años, a los doce ya aprendía el chino a través del inglés

Empezó con cuatro años, a los doce ya aprendía el chino a través del inglés

Tereza es una de las primeras estudiantes de Steve. Con el Método Wow! empezó a los 4 años.

Tereza tiene ahora 16 años y estuvo entre los primeros niños que aprendían el inglés con Steve en la República Checa. Con el Método Wow! empezó a los cuatro años en el centro de la educación preescolar y sus padres, mirando atrás, evalúan esta decisión tomada como una de las mejores respecto a la educación de su hija. La historia de Tereza compartió con nosotros su madre Lenka Vrátná. 

Cuando nuestra hija de cuatro años empezó con el inglés, mucha gente cabeceaba dudando sobre ello. Decían que era demasiado pequeña para llevar la carga de un idioma extranjero, que lo único que hacíamos era causarle un cacao en la cabeza y que debería disfrutar de su infancia. Otro argumento, que oíamos con frecuencia era, que el inglés lo tendrá sí o sí más tarde en la escuela, así que lo aprenderá de todos modos y aún le queda bastante tiempo. A veces me sentía como una persona rara, una madre ambiciosa, sin embargo, Teresa ni siquiera percibía el hecho de que estaba estudiando. Ella se divertía, jugaba. 

Nosotros no la presionábamos. Ninguna pregunta de tipo –  ¿qué palabras ha aprendido hoy o cómo se dice esto y aquello? Empezó a „soltarlo“ ella misma: „Mamá, hemos jugado un juego en el que siempre aparecía Put your hand on the apple. Put your leg on the orange. Así que puse una mano en el apple y el pie en el orange, sin embargo, no salía demasiado bien, ya que pequeña Tereza ya tenía su mano allí, así que no cabíamos las dos.” Algunas veces jugando en casa cantaba las canciones en inglés y cuando le pusimos el vídeo, lo repetía todo inmediatamente. 

Tomando helado en Copenhague​

Cuando aún no tenía seis años, hemos ido de vacaciones a Copenhague​ y allí hemos descubierto en la práctica que nuestra hija no tenía ningún problema con pedir un zumo en el restaurante o comprar un helado. Cuando se fue a la recepción del hotel y volvió con una postal y un sello, la recepcionista la seguía y con la boca abierta nos preguntó que como es posible que una niña tan pequeña hable tan bien en inglés. Nosotros estábamos entusiasmados y nuestra hija, por supuesto, también – era independiente y además se sentía súper importante. Tan importante que a mí y a mi marido empezó a corregirnos la pronunciación. Y con razón. Ambos empezamos a estudiar el inglés en el instituto y nos los enseñaban profesores checos, lo cual se oía enseguida en nuestra manera de hablar. Por el contrario, nuestra hija habla como una nativa. Gracias a que escuchaba el inglés de Steve – sea en vivo o mediante los vídeos o canciones – su pronunciación era absolutamente perfecta. 

Y precisamente allí se demostró definitivamente la importancia que fue empezar tan temprano y que la apuesta por el Wow! fue la correcta. Además de la pronunciación excelente hablaba de manera totalmente automática y correcta desde el punto de vista gramatical. Y eso me sorprendió enormemente, ponía las preposiciones correctas, utilizaba el plural, además reaccionaba con gran rapidez, sin ningún tiempo de procesamiento de lo que había oído y no necesitaba ninguna preparación para la respuesta.  Es porque el Método Wow! trabaja solo con el idioma inglés, los niños aprenden de manera natural, escuchan las frases enteras y con total normalidad dicen ´he has´ en vez de ´he have´, sin saber realmente porqué. Además tienen estas frases implantadas en situaciones concretas, pronunciadas por un hablante nativo. Es como si se lo grabasen todo en algún disco interno del que de repente sale todo esto de forma automática cuando es necesario. Este método no trabaja nunca con traducción, los niños piensan directamente en inglés, para ellos es natural, no se preocupan para nada que quizás podrían decir algo mal, simplemente disparan la pregunta o la respuesta, y eso funciona. Con ello desaparece también cualquier intimidación por las lenguas extranjeras. Es porque ellos no consideran el inglés como un idioma extranjero, simplemente se comunican de esta manera con Steve y Maggie y punto.

Aprender el chino con el inglés

El inglés se convirtió para Tereza en un medio de comunicación absolutamente normal. Más tarde empezó a estudiar además el chino y cuando tenía doce años nos decidimos por el primer curso de chino en China. Cuando le recogimos el primer día en la escuela, empezó a contarnos que eran cuatro en el grupo. Tres americanos y ella. Describía que es lo que aprendían y que es lo que hacían en los recreos y entonces me di cuenta, y no antes, de lo que era capaz nuestra hija con tan solo doce años – aprender un idioma extranjero mediante otro idioma extranjero. Estudiar el chino en inglés. Todas las explicaciones de la gramática, encargo de los ejercicios y las explicaciones del significado de las palabras nuevas estaban simplemente en inglés. Y ella pudo con eso. No fue fácil, pero lo superó. Y sin ninguna duda lo superó solo gracias al hecho de que estaba acostumbrada a pensar en inglés. Porque si tuviese que traducir la información en inglés al checo y luego transformarlo para trabajar con el chino, nunca funcionaría. Ya por el simple hecho de que tardaría el doble al hacer todo eso.

 

¡Está ahorrando el tiempo del niño!

El hecho de que Tereza se dedicaba al inglés desde pequeña le aseguró no solo que ahora habla con fluidez, piensa en inglés y tiene una pronunciación excelente, sino sobre todo le ahorró mucho tiempo. Si no empezase antes de entrar en la escuela primaria, o si estudiase utilizando los métodos clásicos, con su edad nunca llegaría tan lejos. Hoy tiene dieciséis años, sigue con el inglés y el chino. Y ahora gana dinero con ello de forma parcial – para un blog checo traduce del inglés los artículos sobre China y para el blog inglés los escribe en inglés.  

¿Y yo? Wow!English me conquistó totalmente así que empecé a enseñar a una niña de seis años utilizando estos materiales. Pero de ello hablaremos la próxima vez. 

Volver a artículos

El portal interactivo MyWow! vale la pena de visitar. No solo van a encontrar muchos vídeos con Steve, Maggie y Bob allí , sino gracias a las aplicaciones para Android e iOS pueden ver los vídeos cuando sea, donde sea y sin publicidades. No es fantástico?